Elige Cine
Este mes en la Revista : El retrato de una noble causa
El retrato de una noble causa

¬ŅC√≥mo es que el actor Joel Edgerton lleva las riendas de Identidad borrada? ¬ŅC√≥mo este reto√Īo de la conexi√≥n australiana tra√≠da por David Mich√īd viene para auscultar la beata Am√©rica de los conversion centers, esos internados donde los j√≥venes gais han de encontrar el camino recto de la heterosexualidad?

En general, los australianos que llegan a Hollywood no suelen tener pelos en la lengua a la hora de criticar su tierra de asilo: desde George Miller hasta Mich√īd, desde Peter Weir hasta John Hillcoat, todos ellos son los ni√Īos turbulentos del patio de recreo, herederos de las historietas gore y de los sucios w√©sterns fabricados durante la ozploitation. Pero Edgerton opta por el drama cl√°sico, sedoso y compatible con los √ďscar, que se mofa de Estados Unidos sin sacudir demasiado sus c√≥digos. No hay aqu√≠ ninguna violencia gr√°fi ca al modo australiano (aun cuando su compatriota Kidman y el neozeland√©s Crow interpretan a los padres de Garrard Conley, cuya historia adapta Edgerton): Identidad borrada tiene los aires de una cr√≥nica humanista pausada implantada en una Am√©rica desva√≠da. No dista tanto, en el fondo, de Loving, de Jeff Nichols, en la que Edgerton interpretaba a un honesto campesino a quien el estado de Virgina quer√≠a prohibir que se uniera a una afroamericana. Decididamente, despu√©s de sus visitas al g√©nero (dirige El regalo para Netfl ix, coescribe Th e Rover) y de su breve pasado de segund√≥n en taquillazos (√©l es el t√≠o Owen en Star Wars), Joel parece querer ofrecer relatos de nobles causas. No obstante, Edgerton, adem√°s de no ser estadounidense, no pertenece a ninguna minor√≠a. Y, en una √©poca en que las pel√≠culas han de ser contadas por las v√≠ctimas de las discriminaciones que denuncian, Identidad borrada casi pasar√≠a por ser una oveja sarnosa. Sin embargo, si parece verdadera, ello sin duda se debe a su ajenidad, y no a pesar de ella. Una ajenidad que lo revela como un cronista h√°bil, un retratista distanciado, con una mirada sobria al modo de Nichols: como en el cine de este, la comunidad es la verdadera hero√≠na del fi lme. YAL SADAT