Elige Cine
Este mes en la Revista : Hero Fiennes-Tiffin
Hero Fiennes-Tiffin

Una cosa es cultivar una imagen de rebeldía juvenil acorde a la moda de cada momento y otra tener la determinación necesaria para ir siempre contra lo que los demás esperan de ti por defecto. Nadie mejor que Hero Fiennes-Tiffin, que interpreta al oscuro protagonista del drama romántico After. Aquí empieza todo, para ilustrar lo segundo. Estamos hablando de alguien cuyo nombre de pila es Hero (héroe), pero al que le encanta ser el chico malo de la gran pantalla. POR DANIEL DE PARTEARROYO

Hardin Scott, el protagonista masculino de After. Aquí empieza todo —adaptación de la primera entrega de la saga literaria de Anna Todd, que nació como fan fiction particularmente tórrida inspirada en el grupo musical One Direction— es un chico malo que ha caldeado la temperatura de los estantes de novela juvenil y ahora llega al cine con su alto voltaje hormonal. Un personaje cincelado para ser el vector de una relación tóxica en cuyos tentáculos se ve atrapada su novia. Pero no creas que el actor que le da vida, Hero Fiennes- Tiffin, se acerca siquiera a ese comportamiento en la vida real. «De hecho, nunca he tenido lo que podría considerarse una novia», confesaba el intérprete de 21 años a la revista Elle.

 

Con lo que sí tiene experiencia el británico es con la interpretación de modelos de comportamiento masculino poco recomendables. Digámoslo claramente: su papel más importante en el cine hasta ahora ha sido el de uno de los villanos más despreciables de la cultura blockbuster reciente. Fiennes-Tiffin, sobrino de Ralph Fiennes —no, la coincidencia en el apellido no es casual; el actor siempre aclara que considera su parentesco con Ralph y Joseph Fiennes «una bendición»—, fue el temible Lord Voldemort de la saga Harry Potter antes que su tío. El dato tiene truco, porque lo que ocurre es que, a los 12 años, el actor encarnó a un Voldemort de la misma edad en Harry Potter y el misterio del príncipe (2009), que aún no se llamaba así, sino por su nombre de mago: Tom Riddle. Después de Harry Potter la magia no se acabó para la carrera de Fiennes- Tiffin, pero sí cambió su foco de trabajo. En vez de perpetuarse con papeles mínimos en películas y series de televisión, el londinense probó suerte en la industria de la moda y allí se quedó, sin renunciar a cierta dimensión cinematográfica. Ahí entra el fashion fi lm que Baz Luhrmann dirigió para Erdem x H&M en 2017. Puede que The Secret Life of Flowers no fuera precisamente Moulin Rouge, pero fue una superproducción a todo lujo donde el actor pudo compaginar sus dos intereses a las órdenes del cineasta australiano. Y practicar su sonrisa. Porque si algo se repetía en su faceta como modelo, ya fuera para H&M o Dolce & Gabbana, era el rostro serio, de flirteo agresivo, sin posibilidad de relajar la comisura de los labios. «Durante mi breve etapa como modelo siempre me decían que no sonriera. Debía de poner una cara seria. Creo que eso me terminó beneficiando para conseguir el papel de Hardin. No sonreír era una cualidad importante en muchas escenas», recuerda también en Elle sobre el rodaje de After. Aquí empieza todo.

 

Como remacha el subtítulo español de la película dirigida por Jenny Gage, si las cifras de taquilla responden a las expectativas este podría ser solamente el primer capítulo de una nueva saga juvenil en la línea de Cincuenta sombras de Grey. Material literario hay del que tirar, pero los productores prefieren ser cautos y esperar a la recepción de la primera entrega para comunicar a Fiennes-Tiffin que tendrá que guardarse sus sonrisas durante más tiempo. O dejarlas para su perfil de Instagram, donde tiene más de 863 mil seguidores. Esperemos que su plan final no sea convertirse en Lord Voldemort.

 

DECLARACIONES EXTRAÍDAS DE ELLE.